domingo, 4 de diciembre de 2011

Chinches

Carpocoris mediterraneus atlanticus
Graphosoma lineatum italicum
Así como los odonotatos, cuentan con un club de fans, que se dedican a fotografiarlos de todas las maneras posibles (y entre los que me encuentro),  no existe nada parecido, que yo sepa, para las chinches. Hay odonateros, pero no chincheros. La Graphosoma avisa con sus colores que es venenosa: se dice que su coloración es aposemática, para advertir de su mal sabor y de que no es buena idea comérsela