sábado, 26 de noviembre de 2011

Reportaje a una lavandera blanca

Estas fotos están hechas desde el hide "La Sebera" que J.M. Rausell mantiene. Desde aquí mi agradecimiento por poder pasar unas horas con Pepe Herrero, disfrutando como locos. El mejor momento, en invierno, para hacer fotos, por su situación, es a primeras horas de la tarde. Desde las 3 hasta un poco después de las 5, hicimos fotos hasta que tuvimos que dejarlo por falta de luz, y por el dolor intenso de culo.

Foto 1
Foto 2
Foto 2
Foto 4
Foto 5
Foto 6

En la Península Ibérica se encuentran tres especies de lavandera: la lavandera blanca (Motacilla alba), la lavandera cascadeña (Motacilla cinerea) y la lavandera boyera (Motacilla flava). La cascadeña tiene la pechuga amarillo intenso, la boyera amarillo no tan intenso, y finalmente la blanca. En invierno es posible encontrarla en cualquier parte: con su vuelo ondulado, y su movimiento de cola arriba y abajo, resulta muy simpática. Tiene además una particularidad: no salta, cuando va por el suelo. Corre de un lado a otro, nerviosa, cazando cualquier insecto que se ponga a su alcance, pero no desdeña algún trozo de pan.